ESTANTERÍA COMPACTA - DRIVE-IN

El sistema de almacenamiento compacto también denominado Drive-In, o sistema de almacenamiento por acumulación en fondo, nos facilita el máximo aprovechamiento de utilización del espacio disponible, tanto a nivel de superficie como a nivel de altura.

Este sistema es apropiado cuando se almacenan pocas referencias con un gran número de unidades de carga por lote cuya expedición es por calles completas y sus movimientos de baja y media rotación.

La instalación de este sistema de almacenaje está formada por unos conjuntos de estanterías, formando calles interiores de carga, que constan de carriles de apoyo para las paletas. Las carretillas se introducen es estas calles interiores con la carga elevada por encima del nivel en el que va a ser depositada. Una de las características que cabe destacar del sistema compacto es que la densidad de almacenaje es superior al del sistema convencional, cabría la posibilidad de combinar en un mismo almacén un sistema de almacenamiento convencional y uno compacto.

Normalmente, el sistema compacto admite tantas referencias como calles de carga existan.

Estos sistemas de estanterías permiten en función del diseño adoptado y de las necesidades del usuario, diseñarlos siguiendo el principio LIFO (Last In First Out) donde la carga y la descarga de la estantería se realiza por el mismo lado de pasillo (la primera paleta que se deposita es la última paleta que se retira), o el principio FIFO (First In First Out) por el que la carga se realiza por un pasillo y la descarga por el pasillo en la lado opuesto (la primera paleta que deposita es la primera que se retira).

Se dispone de un único pasillo de acceso, donde la carga y la descarga se hacen en orden inverso.

Cada una de estas calles está dotada de carriles de apoyo a ambos lados, ordenados en distintos niveles, en los que vas depositadas las paletas. Este tipo de estanterías ofrecen una elevada resistencia, lo que nos permitirá almacenar paletas con gran carga.

Desde el punto de vista operativo, se trata de estanterías industriales operadas por equipos de manutención manuales (carretillas de carga) conducidos por operarios.

Desde un punto de vista de seguridad, los equipos de manutención no deben de circular por la parte inferior de unidades de carga almacenadas, por lo que la secuencia de carga de las estanterías compactas debe ser abajo hacia arriba y atrás hacia adelante, teniendo que seguir para la descarga la secuencia inversa.

El diseño de estas soluciones logísticas es muy versátil pudiendo adaptarse a las características de las unidades de carga del usuario ya sea por los pesos y dimensiones manejados, así como por la cantidad de palets en fondo y en altura que se precise o permita las instalaciones e infraestructura existente.

Desde un punto de vista constructivo, las estanterías industriales compactas son construcciones porticadas formadas por puntales, ménsulas de carga y vigas de profundidad que acogen las unidades de carga. Los pesos y los esfuerzos son recogidas por las vigas soporte y transferidos a los puntales por medio de las ménsulas de carga, para finalmente transferir los esfuerzos a la solera de la nave.

Descarga nuestro catálogo de Drive-in y obtén toda la información que necesitas.